5 consejos para ahorrar en vacaciones

 

Photo by Amos Bar-Zeev on Unsplash

Lo primero haz un presupuesto, todo lo que te vamos a contar tiene una base de partida: hacer un presupuesto. Es como cuando vamos a la compra, sin una lista corremos el riesgo de gastar más de la cuenta, con esto pasa lo mismo. Es imprescindible saber el dinero con el que contamos y establecer en que lo vamos a gastar, distribuyéndolo en “sobres virtuales”, como los gastos del mes por ejemplo, para cada actividad que vayamos a realizar: excursiones, combustible, ocio, comida, etc. Puede parecernos aburrido y engorroso, pero es la única manera de no encontrarnos con sorpresas a la vuelta de vacaciones.

Y una vez tengas el presupuesto, ¿Por qué no intentar gastar lo menos posible? Incluso hacer todo lo que puedas gratis o low cost, en este artículo te vamos a dar unos consejos para que puedas conseguirlo. Solo son cinco pero muy útiles, vamos allá.

1 PUEDES PRACTICAR EL COUCHSURFING

 Couchsurfing es básicamente un sistema para alojarse en cualquier parte del mundo en forma gratuita, sin embargo, esta no es la finalidad, sino la del intercambio cultural. Muchos dudan si es seguro y como saber que la persona o familia elegida es la correcta. Para eso, les puedo decir que lo más importante es dejarse llevar por su instinto. Pero ¿cómo me inicio en el sistema? Para saber más y conocer el proceso puedes hacer click en este enlace https://unviajerocurioso.com/tips/que-es-couchsurfing/

2 DISFRUTA DE LO GRATIS

 Visitar sitios de pago es lo fácil, pero hay alternativas, cada lugar tiene mucha oferta de actividades gratis para disfrutar, desde dar un paseo a los monumentos o algunos espectáculos. En casi cualquier parte del mundo, la mayoría de museos y monumentos tienen un día de entrada gratuita. Lo mejor es acudir a las oficinas de turismo locales y enterarse de todo lo que podemos encontrar gratis durante nuestra estancia, en los hoteles también es posible conseguir información de actividades gratuitas o pases de transporte público por algunos días sin coste. Seguramente te sorprenderás de la oferta gratuita. Aquí tienes un enlace para curiosear actividades gratis por Europa https://www.skyscanner.es/noticias/20-cosas-gratis-que-hacer-viajando-por-europa

3 COMPARTE COCHE

 Si se tiene en cuenta el importe cada vez más alto de la gasolina y que, en el 78% de las ocasiones, el coche solo está ocupado por el conductor, compartir recorridos entre varias personas supondría, no solo un menor impacto en el Planeta, sino un gran ahorro. Carpooling es uno de los nombres a los que atiende este modo de moverse. Gestado en Alemania en los años 20, se popularizó en EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial y volvió a la palestra durante las crisis energéticas de principios y finales de los 70’. A día de hoy, gana adeptos gracias a las comunidades online. Aquí va el enlace para conseguir compartir coche sin esfuerzo “Compartir coche: diez webs para viajar gratis (o casi)”

4 COMPARA, COMPARA Y DESPUÉS COMPARA

Como hace la mayoría, suponemos que te vas en estos meses veraniegos, y aunque lo mejor es escoger meses no masificados como mayo, y como no puedes evitar que agosto sea el mas caro, aun así puede comparar precios en las webs especializadas y elegir las mejores opciones de vuelos, hoteles, etc. Los clásicos son Skyscanner para vuelos y Trip Advisor para destinos hoteles, etc. No dejes de emplear parte de tu tiempo en comparar, te ahorrarás más de lo que imaginas.

5 COME BIEN, PERO GASTA POCO (COMIDA LOW COST)

Una parte importante del presupuesto de las vacaciones se va en comer: desayunos, comidas y cenas se llevan la palma, sin contar con el picoteo entre horas. Puedes aprovechar el desayuno del hotel, si lo tienes incluido y en le buffet hacer un desayuno fuerte y guardar alguna pieza de fruta para media mañana. Puedes darte el capricho de ir a un restaurante, que también es un placer para el paladar, pero si compras donde compran los locales y pruebas sus especialidades, ahorraras dinero. Lo más económico es comprar en un supermercado o tienda de las clásicas y aprovechar el minibar para guardar comida. También, si lo permite el destino al que viajes, puedes llevar desde casa alimentos al vacío (fiambre, queso, etc.), que en la maleta no ocupan espacio, y resuelven mucho siendo una buena opción.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *