Empieza el año con buen pié y revisa tus seguros.

Ya tenemos un nuevo año en marcha, pero no vamos a entrar en los tópicos de los buenos propósitos, eso si, vamos a dedicar este post a una buena costumbre que no todos practicamos, al menos una vez al año, y eso que tiene que ver con nuestra seguridad y la de nuestro patrimonio. Nos referimos a los seguros que tenemos contratados e incluso a los que pude que necesitemos y sin embargo no tenemos.

Por nuestra especialización, es decir por nuestra dedicación exclusiva al seguro de decesos, dedicaremos más tiempo a esta modalidad de seguro pero no nos vamos a olvidar de los relacionados con la familia. Y es que el día a día no nos deja mucho tiempo libre, pero a veces los días de finales de Navidad, y los del principio del año, pueden ser un buen momento para revisar los seguros que tenemos contratados para conseguir un buen nivel de tranquilidad en esa materia, en la que siempre están involucrados, como decíamos, nuestra familia y también nuestro patrimonio.

El patrimonio más importante sin duda es el hogar en el que vivimos con nuestra familia, al que hemos dedicado un gran esfuerzo económico durante muchos años, ese seguro tiene que estar bien contratado, porque a veces lo contratamos porque el banco nos obligó a hacerlo, pero hay que tener en cuenta que la entidad bancaria solo está interesada en cubrir su riesgo, el del préstamo, dejando fuera si no estamos atentos a nuestros bienes que tenemos dentro. Esto hay que revisarlo al menos una vez al año y comprobar que está todo cubierto y bien valorado, no lo olvides.

Hay más seguros familiares como el de salud, pero ninguno tan clásico como el de decesos. En el encontramos cobertura para todos los miembros de la familia, incluidos los más mayores, y con garantías que van más allá del fallecimiento, ya que actualmente ofrecen servicios que se pueden utilizar durante todo el año por toda la familia, propiciando ahorros que vienen muy bien para aliviar el presupuesto familiar. Pero no debemos dejar de revisar sus coberturas, capitales y personas incluidas en la póliza, ya que podemos dejar fuera a alguien, y cuando vayamos a utilizar la póliza nos encontraríamos con la desagradable sorpresa que, por falta de previsión, no tiene cobertura.

Otro aspecto importante a revisar son los capitales que ofrece la póliza que tenemos contratada, ¿Están actualizados para la ciudad donde vivimos? No dejes de revisar este aspecto, y si no están correctos, considera la posibilidad de pasar a una póliza como la de Purísima que no tiene capital asegurado porque cubre el servicio fúnebre en su totalidad, con independencia de la variación del valor del mismo en el tiempo. No dejes de mirar también los complementarios de tu póliza, es decir los traslados por ejemplo, son muy importantes y deben estar cubiertos sean cuales sean. En resumen revisa, si tienes dudas puedes contactar con nosotros, y por supuesto, si no tienes seguro de decesos, visita nuestra web e infórmate, te lo pondremos muy fácil para que te sientas seguro y a cubierto con toda tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *