Comer bien y hacer ejercicio para mantener la salud y la figura

Nos acercamos peligrosamente a la primera prueba seria para nuestra figura desde las pasadas vacaciones de verano; las deseadas vacaciones de Semana Santa están a tiro de piedra en el calendario y seguro que tendremos que pasar el trance de hacer la maleta y sacar ropa de la temporada anterior. ¿Entraremos en los vaqueros o el bañador del año pasado? Terrible dilema. Vamos a ver si ayudamos un poco para que ese trance se pueda pasar un poco mejor y sin poner en riesgo la salud.

Dejando de lado las dietas milagro y las tendencias de las famosas y actrices que con no comer lo arreglan todo, ese es el caso de la peligrosa costumbre de Margot Robbie, que solo hace dos comidas al día, y se pasa tres días a palitos de zanahoria si tiene que ajustar el peso porque dice que le gusta la cerveza y las hamburguesas.

Un poco de sentido común, si habitualmente sigues una dieta equilibrada, podrás hacer algún exceso de vez en cuando, pero si te pasas el día comiendo hamburguesas y bebiendo cerveza…. Lo más probable es que con tres días a palitos de zanahoria no te llegue.

Hablando en serio y para poner un poco de orden en todo esto, hay unos sencillos pasos que te van a permitir no pasar hambre y mantener una salud y figura adecuadas, salvo que padezcas alguna enfermedad, en cuyo caso necesitaras ponerte en manos de un médico.

Seguro que has escuchado la manoseada frase de “somos lo que comemos”, es totalmente cierto y si nos aplicamos lo de comer sano, que no quiere decir comer poco ni pasar hambre, y además mantenemos un adecuado nivel de actividad y ejercicio -normalmente con caminar lo que sea adecuado a nuestro caso- simplemente con estas dos costumbres se puede mantener la figura y la salud.

Respecto de la comida sana no tenemos que ir muy lejos a por superalimentos ni cosas exotéricas, tenemos en nuestra cultura una de las mejores dietas posibles: la dieta mediterránea. ¿Por qué crees que somos ya el segundo país más longevo del mundo y en 2040 posiblemente seamos el primero? Los ingredientes de nuestra dieta tradicional son asequibles, fáciles de encontrar y nos permiten mantener menús muy de acuerdo con nuestro gusto.

Para evitaros tener que leer mucho, y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis la pirámide de los alimentos que componen la dieta mediterránea en forma de pirámide, para reflejar su frecuencia de consumo. Si queréis saber más, podéis visitar este enlace de la Fundación Dieta Mediterránea:

Resuelto el tema de la alimentación, vamos con el ejercicio, y para este aspecto del estilo de vida saludable, lo más barato, eficaz, sencillo y cotidiano es caminar a buen ritmo al menos 30 o 40 minutos al día. Lo recomendable es que sea más de 30 minutos. Se entiende por buen ritmo caminar a un kilómetro cada 10 minutos o seis kilómetros a la hora. Pasear viendo escaparates es muy agradable, pero no cuenta. Si además tenéis en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre este tema, seguro que no falláis.

¿Que necesitas para caminar? Prácticamente nada, calzado cómodo y ropa ligera, que no oprima, con estos dos elementos ya puedes salir a la calle, o al campo, mejor el campo o un parque o calle arbolada, y caminar durante tus treinta y tantos minutos diarios. Además de ayudarte a pensar en tus cosas, engancha, ya lo verás.

Y otra cosa a tener en cuenta, cuanto más saludable sea tu estilo de vida, podrás ahorra en algunos seguros, además de reducir la factura de la farmacia y los médicos, todo son ventajas.

¿Qué haces ahí en plan vago? A la calle a caminar y no olvides la dieta, tu cuerpo y tu figura te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *