Septiembre también tiene su “cuesta”

Siempre se habla de la cuesta de enero para referirse a los gastos extraordinarios que realizamos con motivo de las fiestas de Navidad, y parece que este es el monstruo de los gastos del año, pero ¿Qué hay de septiembre? Nadie habla de la “cuesta de septiembre” y también tiene lo suyo, incluso puede ser más empinada que la de enero, vamos a ver cuales son las sorpresas económicas que nos depara el recién estrenado mes de septiembre.

Con viajes o sin ellos, estando de vacaciones en julio y agosto o no, lo cierto es que el verano invita a salir con más frecuencia y a realizar gastos extraordinarios en materia de ocio como salir a comer o cenar fuera, visitar a familiares y amigos en sus lugares de descanso, etc. Y eso cuesta dinero, algo que no hacemos en los meses de invierno en los que los días son más cortos, el clima es menos agradable, etc. Así que con esos motivos tan festivos, y con la costumbre hispana de pagar con tarjeta de débito o de crédito, los gastos se acumulan y pasan a la cuenta corriente en septiembre, con el consiguiente disgusto financiero.

Pero la cosa no acaba aquí, veamos: ¿Tienes hijos? Pues prepara la cartera, libros, material escolar, matrículas, uniformes, y un largo etc. que suponen, en septiembre, más del 30% del gasto total anual de un estudiante. Y además este año los libros de texto subirán en casi toda España más de un 4%.

Con todo ello ahí van unos consejos para ahorrar en este fatídico mes para el bolsillo:

Elimina gastos superfluos y compara precios

Revisa los servicios que tienes contratados y que realmente nunca no vas a utilizar, así como reducir el pago de comisiones en el banco, por ejemplo. Y sobre todo compara precios en varios comercios y proveedores, eso siempre ayuda.

Recicla todo lo que puedas

Los libros, uniformes y otro tipo de material escolar puede ser reutilizado de unos hermanos/amigos a otros ya que en muchas ocasiones se encuentra en perfecto estado, lo de heredar de hermanos mayores es una buena solución. Pero también hay opciones en sitios on-line como Wallapop, puedes encontrar ordenadores para estudiantes y otros tipo de material.

Compra con cabeza

Si confeccionas una lista y la repasas con calma, seguro que ahorrarás al no comprar cosas superfluas e ir a lo que necesitas de verdad, no solo en los temas escolares, en la cesta de la compra también.

Paga a plazos si lo necesitas

Esta solución ayuda y mucho, cuando no hay más remedio, acudir a la venta a plazos es un alivio, especialmente en meses como este.

Como ves hay soluciones para todo, pero sobre todo si utilizas el sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *