Traslados y repatriación, dos aspectos fundamentales en un buen seguro de decesos

No se les presta demasiada atención a la hora de contratar una póliza de este tipo, pero sin embargo son muy importantes si queremos tener un seguro de decesos bien cubierto y que no nos deje tirados en el peor momento, y mucho menos lejos de casa. Cada vez más los españoles nos desplazamos más lejos y no estamos exentos de sufrir un percance lejos de casa, y si es con resultado de muerte es necesario contar con las coberturas más completas.

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de traslados es lo más obvio: importe relativo al traslado del cadáver al tanatorio y al cementerio, y esto es algo que todas las compañías de seguros incluyen al tratarse del servicio básico. Pero el traslado puede ser necesario dentro del territorio nacional, en la misma localidad, en una localidad distinta a la de residencia del fallecido o incluso en el extranjero. Es muy importante que las condiciones del seguro que contratemos cubra estas contingencias.

Pero hay más, no solo el fallecido necesita ser trasladado o repatriado, a veces puede ser necesario desplazar a un familiar para que acompañe los restos hasta el lugar de inhumación en España, o bien que los familiares que se encontraban con el fallecido estén cubiertos en sus gastos de regreso anticipado. También en estos casos la póliza de decesos da respuesta, casi siempre mediante las coberturas de asistencia en viaje que son bastante amplias

Como podemos ver, las posibilidades que tenemos a la hora de contratar un seguro de decesos son múltiples, y las coberturas van más allá de los gastos del sepelio y de los traslados. Quizás por eso estos seguros son los más contratados en España después de los de coches, que son obligatorios,  es algo de lo que todos estamos seguros, llegará tarde o temprano y mejor estar bien cubierto sin dejar nada al azar.

Revisa bien tu póliza de decesos y no dudes en incluir todo aquello que te ofrezca la compañía, seguro que te será útil en caso de necesidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *