La vida saludable es el mejor seguro de vejez

Parece un tópico, sobre todo en estas fechas, pero es que este momento del año es perfecto para recordar que mantener una salud adecuada nos permitirá disfruta en una vejez más plena y sin achaques innecesarios, incluso tener una vida mas larga y mejor. Y además puede ayudarte a ahorrar en algunos de los seguros de vida y salud, ¿Qué te parece?

Y es mucho más sencillo y simple de lo que podamos pensar, se trata de seguir unos pocos consejos que, llevados a nuestros hábitos de vida, nos ayudarán a disfrutar practicándolos y a mejorar nuestra salud. Vamos con ellos.

El sentido común nos dice que si eres sedentario y comes mucho lo más normal es que vivas poco y además visitando mucho al médico. Ahora en serio, la vida saludable tiene una serie de aspectos que conviene observar y practicar a diario, con constancia, los resultados merecen la pena:

Comer sano:

Esto lo hemos oído centenares de veces, hay que dar prioridad a frutas, verduras y cereales frente a carne y grasas. La carne es necesaria, pero de forma moderada, una vez a la semana, por ejemplo.

  • Hay que reducir el azúcar, la sal y el alcohol.
  • Evita la comida rápida y la bollería industrial.
  • Consume más pescado, y especialmente el azul.

Pero comer en el entorno adecuado también ayuda, es decir, mejorar las costumbres en el comer tiene efecto muy beneficioso. Comer en un entorno tranquilo, con raciones justas, que te dejen satisfecho pero no “inflado”, y sobre todo masticar cada bocado para que llegue al estómago de forma que sea más fácil digerirlo.

Controla la obesidad:

Y no hay más secreto que comer lo justo en relación con la actividad de cada uno, y además haciendo ejercicio suave -por ejemplo, caminar a buen ritmo al menos 35 minutos diarios- con estas dos rutinas será suficiente, salvo patologías que debe tratar un médico nutricionista o endocrino.

Para saber si tienes el peso adecuado, te dejamos este enlace que te ayudará a calcular el IMC -Índice de Masa Corporal- que te da la referencia de si estás por encima del peso correcto.

Y en este otro enlace tienes unas aplicaciones para recuperar la figura.

Maneja el estrés:

Un aspecto muy importante es conocer qué cosas nos generan estrés y evitarlas, y en el caso que no sea posible, aprender a manejarlas para que no perjudique nuestra salud de forma continua y con efectos silenciosos.

Bebe agua:

Es necesaria ya que nuestro cuerpo es agua en un 70%, para evitar deshidratación y ayudar a la eliminación de toxinas e hidratar los órganos, es necesario que consumas entre un litro y dos de agua al día, también puedes apoyarte en los zumos de frutas naturales, pero estos aportan azúcar al organismo y no debes abusar de ellos. Un buen hábito es que el agua sea la bebida familiar del día a día.

Y por ultimo, y tras un día completo de trabajo y ejercicio hay que recuperarse, y qué mejor que dormir. Nuestro cuerpo se recupera de los esfuerzos del día a día en el periodo de sueño, y los expertos recomiendan ocho horas para estar al 100% al día siguiente. Así que ya sabes, menos tele y más sueño.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *