El seguro de decesos, único pero no raro

Aunque el seguro de decesos está muy extendido en España, lo que no ocurre en otros países, no lo sitúa en el apartado de seguros raros. Al contrario desde hace miles de años existen vestigios y se mantiene con vigor, de hecho ya se empieza a extender en otros países a similitud del nuestro.

Veamos un poco de historia de esta modalidad de seguro, sus orígenes se podrían situar en el antiguo Egipto, más de dos mil años antes de Cristo, si bien no se trataba de un seguro tal y como lo conocemos, si podríamos decir que era una especie de iguala para hacer frente a las honras fúnebres. Desde luego seguro que eran más modestas que las de los faraones y no incluirían pirámide ni nada de eso, pero el rito funerario en Egipto era complejo y estaba lleno de multitud de recomendaciones, cánticos, himnos, etc. que fueron revelados en el denominado “Libro de lo muertos” que se encontraba en cada tumba y que era elaborado específicamente para cada fallecido. Todo ello sin considerar la momificación que garantizaba la permanencia del cuerpo, que contenía la fuerza del fallecido, y le permitía permanecer en la eternidad. Este tratamiento del cuerpo era el privilegio de faraones y ricos, los menos favorecidos se tenían que conformar con embalsamamientos.

Como es lógico las clases no pudientes, con menos recursos, para acceder a todo un largo, complejo y costoso rito, necesitaban ahorrar para poder sufragarlo y por ello surgieron una especie de asociaciones a las cuales se iba aportando dinero para  tal fin. Muy distinta era la solución que encontraron las clases pudientes y nobles, que  con la forma de las actuales fundaciones (al parecer fueron el origen de las que conocemos hoy) aportan parte de sus bienes al fallecer, los cuales permitían hacer ofrendas en nombre del fallecido y a perpetuidad.

Todo lo anterior nos permite suponer que el rito fúnebre, su organización y la importancia e implantación social ha llegado hasta nuestros días y aunque parezca una contradicción, goza de buena salud.

Por otro lado, los orígenes milenarios dejan patente el hecho que el asunto siempre ha sido cosa de especialistas y como tal llega hasta hoy de la mano de las aseguradoras como Purísima que desde hace más de 100 años dedica su actividad al tema y por supuesto de la estructura funeraria que no es otra cosa que la continuación de los sacerdotes egipcios que se dedicaban a las honras fúnebres allá por el 2700-2200 A.C.

Más información:

Fundaciones funerarias durante el Imperio Antiguo en Egipto

Autores: Federico LARA PEINADO Universidad Complutense de Madrid Francisco J. MARTÍN VALENTÍN Asociación Española de Egiptología

Museo Británico, papiro de Hunefer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *